¿Sientes inseguridad conduciendo por la noche? ¿te fatigas conduciendo
en condiciones de poca luz? ¿te deslumbran los faros de los coches que
vienen de frente? ¿Percibes halos de luz en las farolas y luces que te
rodean?

Desafortunadamente, estos síntomas son muy comunes y hasta ahora
disponíamos de pocas armas para combatirlos, pero gracias a los
cristales DriveSafe de Zeiss, ya es posible sentirnos más cómodos y
seguros al conducir.

Los problemas derivados de conducir en condiciones de poca luz (días
grises, días lluviosos, al atardecer…), se deben a que en dichas
condiciones el diámetro de la pupila aumenta. En esas circunstancias,
calcular las distancias y la percepción del espacio que nos rodea se
hace más difícil.

Por la noche los problemas aumentan por  el contraste entre el entorno
oscuro y la alta luminosidad de los faros de los coches que vienen en
sentido contrario, más si cabe con los modernos faros de Xenon y LED
que usan los coches actuales. De noche los deslumbramientos son
frecuentes y se vuelven muy peligrosos al reducir nuestra capacidad de
visión y la sensibilidad del ojo a los contrastes.

Los cristales con tecnología DriveSafe de Zeiss introducen dos
novedades que mejoran los problemas de la conducción nocturna. Por una
parte optimizan el diseño de la lente teniendo en cuenta el aumento
del diámetro pupilar en condiciones de luz escasa, y por otra
introducen un nuevo tratamiento antireflejante que disminuye el brillo
y los halos en las luces un 64 % en comparación con los mejores
antireflejantes actuales.

Esta tecnología ya está disponible tanto en cristales monofocales como
en progresivos. En las lentes progresivas, además de las mejoras ya
comentadas de la tecnología DriveSafe, Zeiss ha diseñado una zona de
visión intermedia más amplia para facilitar el enfoque del cuadro de
mandos y espejos retrovisores, y una zona de visión lejana también
ampliada para una mayor amplitud de visión de la carretera.

Ven a En Zelai Óptica y te asesoraremos sobre los cristales mas convenientes para ti.